Carta Pastoral: Tiempo de Solidaridad

En acompañamiento a la situación actual referente a la caravana migrante, y a la decisión de algunos de retornar a nuestro país, quiero motivar a todos los pastores, líderes e iglesia en general a que prestemos nuestra solidaridad en estos momentos de dificultad.

Les motivo a ayudar a nuestros hermanos en todas las comunidades de nuestro país, uniéndonos en un mismo sentir, que este momento sea propicio para ejercitar la Palabra del Señor cuando nos dice “…de gracia recibisteis, dad de gracia.” Mateo 10:8

Las experiencias vividas por nuestros hermanos nos muestran la gran necesidad que hay de conocer al Señor Jesucristo. El pueblo del Señor es el único que ha sido comisionado para llevar la buena noticia a quien está abatido, herido y sin esperanza.  Esta es una oportunidad que tenemos en Dios para ser las manos y los pies de Jesús, identificándonos con los necesitados para ayudar a suplir no solamente su necesidad material, sino la más importante de todas que es la espiritual.

“Cuando no hay visión, el pueblo se desvía…” (Proverbios 29:18 RVC), así que este es momento para ser luz en la oscuridad, anunciando la obra del Señor en todo lugar; la cual es que conozcan al Hijo de Dios, al único que puede perdonar y sanar, y sacar al pueblo de la ignorancia de este mundo para trasladarlo al conocimiento de la verdad.

Este es momento para contrarrestar el ambiente de odio con una atmósfera de amor y esperanza, basada en la dependencia de Dios y no de los hombres, pensando todos una misma cosa ya que el Señor ha dicho en Su palabra: “Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.” Salmos 37:25.

Como pueblo de Dios, entendidos en los tiempos, es necesario que nos mantengamos unidos en un clamor constante por nuestro país, para que el oportuno socorro nos visite y nuestra Honduras pueda ser sanada. “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” 2 Crónicas 7:14

¡En momentos de necesidad, tiempo de solidaridad!

En el amor de nuestro Señor y Salvador Jesucristo,

Rev. Oswaldo Canales
Presidente
Confraternidad Evangélica de Honduras

LECTURA DE LA BIBLIA EN LAS ESCUELAS

Comunicado:

La Confraternidad Evangélica de Honduras comunica su agrado por la aprobación en el Congreso de la República de la moción que lleva por intención la prevención de la violencia en los centros escolares del país.

La moción aprobada en la sesión del Legislativo el día de ayer jueves 10 de mayo reconoce en La Biblia una fuente de principios y valores que contribuirían para la prevención de la violencia y de una cultura de paz y respeto.

La Confraternidad Evangélica acepta la invitación a integrar una mesa de trabajo que logre establecer un mecanismo para la promoción de la lectura diaria de la Biblia en el sistema educativo nacional.

Educa a tu hijo desde niño,
y aun cuando llegue a viejo
seguirá tus enseñanzas.
Proverbios 22:6 TLA

Tegucigalpa, Honduras, 11 de mayo del 2018

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

Confraternidad Evangélica de Honduras