PRONUNCIAMIENTO POR EL DIÁLOGO

La Confraternidad Evangélica de Honduras ante el pueblo evangélico y la ciudadanía en general, se pronuncia haciendo un llamado a las partes en conflicto, con relación a los sistemas de salud y de educación nacional, a fin de dialogar para resolver en favor del pueblo hondureño.

La Confraternidad Evangélica de Honduras ante el pueblo evangélico y la ciudadanía en general, se pronuncia haciendo un llamado a las partes en conflicto, con relación a los sistemas de salud y de educación nacional, a fin de dialogar para resolver en favor del pueblo hondureño.

  1. Que las partes dejen totalmente cualquier interés personal o mezquino y en su lugar pensar en el bien común evidenciando de manera transparente que beneficiarán al pueblo hondureño.
  2. Que con el concurso de todos los autores se busque un punto de encuentro por la educación y la salud del pueblo, ya que siendo el más afectado espera soluciones inmediatas.
  3. Que la ciudadanía sea guiada al orden, no permitiendo que el país se desborde en violencia ni destrucción, sino manteniendo el respeto de todos.

Confiamos que los involucrados actuarán con sensatez, y nos mantenemos comprometidos a orar unánimemente por una Honduras con bienestar y armonía.

“Vivan en armonía unos con otros.”

Romanos 12:16 NTV

Tegucigalpa, 30 de mayo del 2019

Ante Transformación de Sectores Salud y Educación

La Junta Directiva Nacional de la Confraternidad Evangélica de Honduras
al pueblo hondureño en general y al pueblo evangélico en particular, manifestamos nuestro sentir ante las circunstancias y
el ambiente sociopolítico actual en el país:

  1. Nuestro Señor es Dios de paz, y Él nos puede dar paz en toda circunstancia.
  2. Nuestra fe nos permite declarar, creyendo Las Sagradas Escrituras, que Honduras es tierra bendita, y su pueblo es gente de paz.
  3. Oramos porque nuestro actuar sea conforme a nuestras convicciones: Los cristianos somos y seremos buscadores de justicia y constructores de bienestar, reconociendo que debemos vivir en paz unos con otros.
  4. En toda circunstancia que implique riesgo o crisis para la población mayoritaria afectada, haremos siempre un llamado al Gobierno de la República y a las otras partes, a que persistan en un diálogo honesto. ¡Nuestras oraciones porque todas las partes promuevan siempre la paz, nunca la violencia!
  5. Reconocemos que los sectores Salud y Educación son de las más grandes y urgentes áreas en las cuales se requiere una profunda transformación. ¡Nuestras oraciones porque Honduras se desarrolle como una nación fuerte y emprendedora!
  6. Consideramos importante y necesaria la decisión tomada el día de hoy por el Congreso Nacional de la República de suspender la ratificación de las “leyes de transformación de los sectores salud y educación” para en lugar de ello conducirse en un diálogo amplio con los representantes de los sectores involucrados en la solución a esta crisis. ¡Nuestras oraciones porque se generen acuerdos oportunos inmediatos para el bien de todos los hondureños, y que al corto plazo los consensos den lugar a la transformación de los sistemas de salud y educación que le urgen a Honduras!

Orad sin cesar.

1 Tesalonicenses 5:17

La sal es buena para condimentar,

pero si pierde su sabor, ¿cómo la harán salada de nuevo? 

Entre ustedes deben tener las cualidades de la sal
y vivir en paz unos con otros. 

Marcos 9:50 NTV

Tegucigalpa, MDC, 30 de abril de 2019