Comunicado: Un Congreso de Cara a la Vida

La Confraternidad Evangélica de Honduras, ante la inminente determinación del Congreso Nacional de la República por legislar a favor de la vida, comunica:

  1. Nuestro respeto al Dr. Mauricio Oliva, Presidente del Congreso Nacional, rigiendo magistralmente el proceso legislativo de la aprobación del nuevo Código Penal.
  2. Nuestra gratitud al Abg. Mario Pérez, Diputado Presidente de la Comisión de Dictamen del nuevo Código Penal, y a los diputados miembros de ésta Comisión, por su escucha atenta y respetuosa a los argumentos filosóficos, científicos, legales y éticos que les fueron presentados a favor de la vida de los no nacidos y de las mujeres en estado de embarazo.
  3. Nuestras más altas muestras de respeto a las autoridades del Partido Nacional y del Partido Liberal, por su temprana y valiente determinación, declarando públicamente su posición a través de sus respectivas bancadas en el Congreso Nacional, para votar en pleno por mantener la penalización del aborto en el Código Penal. Igualmente extendemos nuestro agradecimiento por los Diputados de otros partidos que han venido sumándose a esta posición pro vida.
  4. La Confraternidad Evangélica queda atenta a que de manera consistente el Congreso Nacional de la República de Honduras sostenga en todo el Código en proceso de aprobación, los principios universales que honran la dignidad de la vida humana por sobre toda injerencia de doctrinas extrañas a nuestra historia, cultura y valores.

“Qué alegría para la nación cuyo Dios es el Señor, cuyo pueblo él eligió como herencia.” Salmo 33:12 NTV

Un comentario en “Comunicado: Un Congreso de Cara a la Vida”

  1. Ojala la manifestación de la confraternidad contra otros temas que atentan contra la vida, sea vigente y constante ante las autoridades gubernamentales.

Publique aquí su comentario