Día de Ayuno Nacional: Un llamado a la paciencia y a la paz, a la espera de los resultados oficiales de las Elecciones Generales

LLAMADO DE LA CONFRATERNIDAD EVANGELICA DE HONDURAS A ESPERAR Y RESPETAR LOS RESULTADOS OFICIALES DE LAS ELECCIONES GENERALES

  1. Con fervor cívico en Honduras se realizaron el pasado domingo las elecciones generales más pacíficas de su historia. ¡Felicitaciones al pueblo hondureño por su ponderación y orden!
  2. El gran número de observadores nacionales e internacionales merece nuestro agradecimiento por mantenerse vigilantes durante todo el proceso en el cual “cada voto cuenta”.
  3. A los ciudadanos en general, y al pueblo evangélico en particular, les seguimos animando a permanecer como promotores de paz, haciéndoles un nuevo llamado a esperar con paciencia cristiana y madurez cívica que el Tribunal Supremo Electoral oficialice los resultados.
  4. Dentro de las iglesias evangélicas sus miembros representan todas las preferencias políticas, y en el ejercicio de sus derechos han participado como candidatos o como electores. Evitemos toda confrontación, y respetemos la afiliación o la simpatía política de los demás, pues sobre todas las afiliaciones, pertenecemos al mismo Cuerpo de Cristo.
  5. Al liderazgo cristiano, animémonos los unos a los otros para no especular ni juzgarnos, antes bien a celebrar el avance de la obra de Dios en nuestro país, la cual continúa demandando de nosotros una intensa y constante promoción evangelizadora integral que produzca cambios en la situación social, económica y política del país.
  6. A los líderes políticos, reiteramos lo que antes les pedimos: Que el mensaje a sus líderes, activistas y simpatizantes persevere en ser de respeto, prudencia y convivencia, aceptando con altruismo los resultados oficiales del proceso, y promoviendo siempre la unidad de los hondureños.  ¡Llamemos al pueblo a la paz, no a enfrentarnos unos contra otros!
  7. ¡Proclamamos en las iglesias un DÍA DE AYUNO a nivel nacional! Mañana miércoles 29 de Noviembre del 2017, unidos en fervor cristiano ayunando ante Dios, orando los unos por los otros, para un ambiente de gratitud, humildad y respeto, alabando a Dios porque Él reina, rogando por la paz y tranquilidad en todo el territorio de Honduras.

“…pero si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, busca mi rostro y se aparta de su conducta perversa, yo oiré desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré su tierra.” 2 Crónicas 7:14 NTV

Tegucigalpa, 28 de noviembre del 2017

CONFRATERNIDAD EVANGÉLICA DE HONDURAS

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Publique aquí su comentario