No al aborto

Durante los meses de abril y mayo del pasado año 2016, La Confraternidad Evangélica fue escuchada por el Congreso Nacional de la República de Honduras, cuando se entregó el comunicado sobre nuestra posición ante el aborto y sus consideraciones en el contexto del nuevo Código Penal, todavía en proceso de aprobación.

En La Confraternidad mantenemos nuestra exhortación a los Honorables Diputados del Congreso Nacional para que legislen en función de los verdaderos intereses de nuestra nación, promulgando leyes y códigos que se enmarquen en los principios y valores cristianos, que profesa la inmensa mayoría del pueblo hondureño, y que promueven justicia y bienestar para toda la población.

La Confraternidad Evangélica de Honduras, en representación del pueblo evangélico, define su posición acerca del aborto sobre la base de argumentos bíblicos, teológicos, filosóficos, legales y científicos, entre ellos:

  1. Dios es el dador y dueño de la vida y sólo El tiene el derecho a quitarla. Es Dios quien forma al no nacido en el vientre materno, así que  El es el único con el derecho a decidir sobre esa vida. (Génesis 1 -2; Job 10: 8-12; Salmo 139: 13-16).
  2. La vida humana es sagrada y el mandamiento de “no matarás” (Éxodo 20:13) es aún válido y especialmente aplicable a un no nacido a quien aún no se le puede imputar delito alguno.
  3. El no nacido es un ser humano individual desde el momento de la concepción, cuando ya tiene completo su código genético que lo identifica como individuo, como masculino o femenino, y que definirá en gran medida sus características físicas futuras de ser humano.
  4. El no nacido es un ser humano diferente de su madre como así lo evidencian los miles de ultrasonidos que diariamente se realizan como parte del control de embarazo, también porque así lo afirma la Palabra de Dios. (Éxodo 21: 22-25; Lucas 1: 39-44)
  5. Toda mujer tiene derecho sobre su propio cuerpo pero este derecho no es absoluto sino que termina donde comienzan los derechos de otros seres humanos. Este derecho femenino implica el respeto por la vida de los no nacidos y no está sobre el derecho a la vida que el no nato tiene además de tener su propio cuerpo independiente del de su madre.
  6. Idealmente todo niño debería ser deseado y bienvenido como alguien que viene a enriquecer de diferentes maneras a la población humana. El hecho de no ser deseado no es razón para negarle su existencia, porque el ser deseado o no, no es lo que define su valor como ser humano. Por otra parte, el descontento inicial de una mujer embarazada o su pareja no implica que estos no amarán al niño después que nazca. Respetemos la dignidad humana del no nacido, un ser creado a imagen y semejanza de Dios.
  7. El verificar que un niño tendrá deficiencias biológicas, mentales o sociales, que impliquen mayor sufrimiento, esfuerzos o gastos para los padres, no es razón para quitar la vida a un no nacido. Por una parte, ¿quién define que sólo los “lindos y buenos” son los que valen? ¿Quién puede afirmar que las personas con discapacidad no desean vivir? ¿Quién puede afirmar que las personas con discapacidad difieren de otras en satisfacción de la vida, actitud hacia el futuro y vulnerabilidad a la frustración? ¿Deberían eliminarse las personas con discapacidad ya nacidos por las mismas razones por las que se eliminan los no nacidos? Por otra parte, es bien conocido que los padres o familiares también aman a sus hijos con discapacidad, y que cualquier esfuerzo o gasto extra para preservar y cuidar una vida humana es plenamente justificado.
  8. El aborto “terapéutico” es una contradicción de términos, porque ningún aborto salva o cura a nadie (que es lo que la palabra «terapéutico» implica). Además de que con el avance de la ciencia médica las indicaciones para el aborto llamado terapéutico ahora son escasas; no es aceptable la situación de “preferir a la madre o al niño” o “al niño antes que a la madre” o viceversa; entre la madre e hijo, sólo es aceptable una elección entre la vida que puede ser salvada y la que no puede ser salvada sobre la base de hacer todo lo posible por salvar a ambas.
  9. Un embarazo causado por una violación no debe ser terminado porque además de que las víctimas de violación generalmente no aceptan el aborto, éste, si se practica, agrava en lugar de eliminar el dolor físico, psicológico o espiritual; y se estaría castigando al niño quien es inocente del acto perpetrado por su padre biológico. Incluimos aquí la situación en la que progenitores irresponsables que por rechazo al nacimiento de un hijo no deseado buscan un aborto.
  10. Rechazamos todo intento de legalizar el aborto de ninguna categoría porque ninguna ley humana está sobre el derecho a la vida que tiene todo ser humano; derecho que es dado por el creador.
  11. Nos solidarizamos con las situaciones difíciles que atraviesan las víctimas de violaciones e incestos, las cuales dan como resultado embarazos no deseados. Reconocemos la crisis que implican estas tragedias y nos esforzamos por entender la dificultad de tomar decisiones en tales momentos. Admitimos la necesidad de apoyar de manera activa a las personas y las familias en tales circunstancias, mostrando amor y solidaridad hacia su situación.
  12. Finalmente, apelando a la invitación de la Palabra de Dios en Deuteronomio 30: 19 “te he dado a elegir entre la vida y la muerte. Elige pues la vida”, exhortamos a todo miembro de nuestra población a escoger la vida plena con todas sus manifestaciones de amor, generosidad y justicia.

 

Asamblea General Ordinaria 2017

Puntos destacados de la Asamblea 2017 con reportes, informes y Visión al 2020. En Honduras existe una Iglesia poderosa, provocadora y que hace historia.


La Confraternidad Evangélica de Honduras realizó en la ciudad capital su Asamblea General Ordinaria correspondiente al año 2017.  Los actos de inauguración de la Asamblea tuvieron lugar el lunes 20 de marzo, contando con la participación del Dr. Evelio Reyes, Pastor General de la Iglesia Cristiana Vida Abundante, quien compartió una magistral conferencia sobre «cultura de Reino».  El Dr. Reyes nos recordó nuestro llamado a ser «sal y luz» (Mateo 5) como pueblo en el Reino de Dios: «¡La luz es alumbrado público! ¡La sal no se ha desvanecido! ¡La levadura penetra, expande y levanta a nuestra sociedad! Debemos instalar el Reino, en cada circunstancia, en cada área y en cada aspecto de la vida. Porque si el mundo promueve, de manera desvergonzada, su cultura, nosotros, como ciudadanos del Reino, debemos tener la misma osadía para anunciar nuestra cultura celestial», puntualizó.

Durante esos mismo actos inaugurales, el abogado Ricardo Montes, Secretario General de la Secretaría de Estado en los Despachos de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización recibió de parte de La Confraternidad nuestro Informe Anual y nuestro Informe Financiero correspondiente al período 2016, informes a los que todo organización civil está sujeta a presentar ante la Unidad de Registro de Asociaciones Civiles de dicha Secretaría de Estado.  Además, durante los dos días de Asamblea estuvieron presentes representantes de la Secretaria de Finanzas del Gobierno de la República, para atender a nuestros miembros en los asuntos relacionados con sus respectivas declaraciones anuales.  Sumado a los debidos informes ante el Estado con los cuales cumplimos anualmente con responsabilidad y transparencia, los miembros recibieron copia impresa de los mismos, al igual que fueron testigos del informe de gestión mediante este vídeo:

La mañana del martes 21 inicio con una reflexión bíblica del pastor Oswaldo Canales con un llamado a la unidad y armonía manteniéndonos «firmes en los Propósitos de Dios».  Luego, la Agenda de esta Asamblea General inició con la presentación oficial de 35 instituciones evangélicas que se integraron a La Confraternidad como miembros plenos.  Acto seguido se conocieron informes de nuestra misión integral, destacándose reportes de la Comisión de Oración, así como de actividades regionales de evangelización, labor social, incidencia política y promoción de liderazgo.  En ese marco se hizo reconocimiento público al Lic. Oscar Chicas, hasta ahora Director Nacional de Visión Mundial (la ONG de Desarrollo y carácter cristiano más grande de Honduras y Centro América) por los muchos años que como miembro pleno ha brindado a La Confraternidad.  El Lic. Chicas es ahora Director de Visión Mundial en Nicaragua.

Un momento emotivo de solidaridad ocurrió cuando el pastor José Luis Romero hizo una oración de intercesión por Honduras, y orando también por consuelo a los familiares de pastores víctimas de la violencia. Esto, luego de conocerse los resultados del «Estudio sobre Victimización y Criminalización contra Pastores» presentado por la Alianza Cristiana por el Diálogo y la Conciliación.  La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) hizo un compromiso con La Confraternidad para apoyar la implementación de las recomendaciones que incluye dicho estudio.

Regidos por nuestros Estatutos y por el Artículo 20 del Reglamento Interno vigente, se procedió a la elección de cinco cargos para el período 2017-2019.  Los cargos sujetos a elección en la Asamblea 2017 correspondían al Presidente, Secretario, Vocal I, Vocal II y Vocal III.  Los cuatro cargos no mencionados fueron electos en la Asamblea 2016. Una amplia mayoría de los 308 delegados votó para la conformación de la Junta Directiva Nacional de La Confraternidad:

Presidente: Pastor Alberto Solórzano, Pastor General del Centro Cristiano Internacional, Reelecto para el período 2017-2019

Vice-Presidente: Pastor Oswaldo Canales, Pastor General Iglesia Cuadrangular, Electo para el período 2016-2018

Secretario: Pastor Venancio Mejia, HRVC La Voz Evangélica de Honduras, Electo para el período 2017-2019

Tesorero: Pastor Ernesto López, Vice Superintendente Nacional de la Conferencia Evangélica de las Asambleas de Dios, Reelecto para el período 2016-2018

Vocal I: Pastor José Luis Romero García, Presidente de las Iglesias Evangélicas de Santidad en Honduras, Reelecto para el período 2017-2019

Vocal II: Lic. Carlos Hernandez, Asociación para una Sociedad Mas Justa, Reelecto para el período 2016-2018

Vocal III: Pastor Rafael Antunez, Centro Cristiano Filadelfia Internacional, Electo para el período 2017-2019

Vocal IV: Dra. Amanda Madrid, Ministerio Predicando y Sanando, Reelecta para el período 2016-2018

Fiscal: Pastor Francisco Morales, Asociación de Iglesias Gran Comisión, Reelecto para el período 2017-2019


En el acto fueron igualmente presentadas las siete Juntas Regionales, correspondientes al período 2017-2019, previamente ratificadas en las asambleas de las zonas: Norte (Pastor José Luis Ordoñez), Litoral Atlántico (Pastor Francisco Aranda), Occidente (Pastor Josué Barrientos), Centro (Pastor José Luis Romero), Central (Pastor Roger Rivera), Nor-Oriental (Lic. Julio  Benítez) y Sur (Pastor Marco Fuentes).