PARTICIPACIÓN DE PASTORES EN POLÍTICA

La concesión y condiciones para que líderes religiosos participen eventualmente en cargos o funciones públicas corresponde estrictamente a cada denominación, ministerio o iglesia de la cual los interesados fueren miembros.

  1. La Confraternidad Evangélica de Honduras es una asociación civil religiosa que aglutina a casi cuatrocientas denominaciones, concilios, redes ministeriales, asociaciones pastorales, seminarios teológicos, instituciones educativas, medios de comunicación, oenegés de desarrollo, y ministerios o iglesias de culto evangélico; que en su conjunto representan a más de 15,000 congregaciones en todo el país.
  2. Las iglesias e instituciones afiliadas respaldan las declaraciones de Fe, de Valores, de Misión y de Visión de la Confraternidad Evangélica, aunque en la membresía está representada una variedad de énfasis teológicos, modos de gobierno, y estilos de culto.
  3. La Confraternidad Evangélica no impone a ninguna congregación la participación social, cívica ni de culto por sobre las posturas o determinaciones particulares de las mismas.
  4. A la Confraternidad Evangélica no le corresponde aprobar o improbar las funciones o labores bi-vocacionales de ningún líder religioso, sean estas de carácter social, mercantil, laboral o político.
  5. La Confraternidad Evangélica reconoce que al Congreso Nacional de la República le corresponde crear, decretar, interpretar, reformar y derogar las Leyes del país.
  6. La Confraternidad Evangélica reconoce que la concesión y condiciones para que líderes religiosos participen eventualmente en cargos o funciones públicas corresponde estrictamente a cada denominación, ministerio o iglesia de la cual los interesados fueren miembros.
  7. La UNIDAD es uno de los Valores Fundamentales de la Confraternidad Evangélica: “Sobre la base del amor fraternal promovemos la convivencia armoniosa de nuestros miembros, observando el más absoluto respeto a sus convicciones doctrinales.”

Juan 17:21

Tegucigalpa, MDC, a los veintitrés días del mes de noviembre

del año dos mil dieciocho.

Pronunciamiento sobre la Ley de Presupuesto

La Confraternidad Evangélica de Honduras, ante el Decreto Nº 141-2017, Ley de Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República, Ejercicio Fiscal 2018, aprobado el día 18 de enero anterior y ya publicado en el Diario Oficial La Gaceta, y en particular en lo referente al artículo 237 de dicha ley que ha provocado la reacción en la ciudadanía, hace del conocimiento público que:

  1. Lamentamos seria y profundamente cualquiera acción que reste o demerite los esfuerzos por combatir la corrupción generalizada y los altos grados de impunidad en nuestro país.
  2. Consideramos que la emisión de ese decreto-ley es confuso, y está lejos de comunicar que hay consistencia gubernamental con el combate a toda acción ilícita que detenga la tendencia a la impunidad.
  3. Urgimos al Congreso Nacional de la República, más allá de su aclaración de este día, a dar prioridad a una inmediata revisión de los artículo 237 y demás relacionados, y proceder responsablemente en todo lo que corresponda, de ser necesario hasta su revocación. Además de buscar el desempeño de la justicia, la enmienda necesaria nos libra de mayor deterioro de la imagen de país ante la comunidad internacional y no le roba esperanza a los hondureños que anhelamos un cambio en nuestra nación.

Dado en la ciudad de Tegucigalpa, MDC, a los veinticuatro días del mes de enero del año dos mil dieciocho.

CONFRATERNIDAD EVANGÉLICA DE HONDURAS